jueves, 22 de octubre de 2015

DIARIO DE UN ARQUEÓLOGO

MES A MES
Encuentros en la Biblioteca del IES Mediterráneo
Octubre 2015

El profesor y arqueólogo Pedro Fructuoso ha sido el encargado de abrir el Programa Mes a Mes de este curso con una interesante intervención en la que explicó, a los alumnos de Bachillerato, sus experiencias vividas en yacimientos arqueológicos de Siria.
Habló de las precarias condiciones de vida de las poblaciones de la zona, que siguen manteniendo formas de vida milenarias, y mencionó también lo emocionante que es obtener restos arqueológicos que son iguales a los que se utilizan actualmente. De hecho, las casas continúan construyéndose de la misma forma y con los mismos materiales que hace 5.000 años. Así mismo, explicó las duras condiciones de vida y de trabajo que tuvo que soportar durante tres años, al igual que el choque que suponía el encuentro de una cultura tan tradicional con unos pocos locos como él, que se pasaban el día haciendo agujeros en el suelo para coger cosas que aquellas gentes consideraban sólo como algo viejo.

También mencionó los pequeños problemas de limpieza que puede suponer trabajar en zonas desérticas, con altísimas temperaturas, sudoración, polvo y solo una ducha de fabricación casera. Y por supuesto, menciono las complicaciones que puede suponer beber el agua del río Éufrates o de un pozo sin contar con ningún médico en varios cientos de kilómetros a la redonda. Los alumnos pudieron ver imágenes de los principales monumentos y yacimientos de la zona (Mari, Ebla, Palmira, Alepo), lugares hoy dañados o destruidos por la guerra y la barbarie que asola este país desde hace varios años.  

De hecho, Pedro no pudo evitar emocionarse al recordar a sirios que trabajaron allí con él y que hoy en día están muertos o desaparecidos. Emoción que se mantuvo también al señalar el  privilegio que suponía para él haber podido visitar unos lugares que ya nunca se podrán ver de la misma forma porque han sido destruidos o simplemente han desaparecido.

José Francisco Martínez Manzanera