miércoles, 19 de abril de 2017

LAS IDEAS

MES A MES
Encuentros en la Biblioteca del IES Mediterráneo
Abril 2017

LAS IDEAS

Recién regresados de las vacaciones de Semana Santa, recibimos la visita en el programa Mes a Mes de Francisco Marín, crítico literario, dinamizador cultural, lector insomne y también articulista de opinión. Precisamente vino a visitarnos para hablarles a los alumnos de 1º de Bachillerato de esta última faceta, ya que desde hace algún tiempo publica sus artículos en el diario La Opinión.

Desde el germen de un artículo hasta su extensión o periodicidad, desde los temas más actuales hasta algunas referencias y homenajes personales, Francisco Marín habló a los alumnos durante una hora, y lo hizo tal y como él suele expresarse, con la claridad meridiana del investigador y matemático que lleva dentro, y sorprendió a los alumnos al relatarles algunos de los temas que le han llevado a escribir artículos, y su manera de mirar la actualidad y de hacerse preguntas sobre la misma, algo fundamental para un articulista de opinión.

Reconoció que le resulta más fácil la redacción de artículos científicos, pero que en los últimos tiempos le ha cogido el gustillo a la opinión, porque con ella se marca el reto de convertir la actualidad en algo atemporal, es decir, darle a sus artículos la pátina necesaria para que puedan leerse sin la esclavitud de la inmediatez que los ha generado. Algunos alumnos le hicieron preguntas sobre el trabajo de escritura periodística, las prisas, los plazos, tanto temporales como espaciales, o ese momento terrible en que llega el momento de entregar un artículo y la mente se niega a encontrar un tema lo suficientemente interesante.


Su charla, en cambio, sí fue muy interesante, al igual que la manera que tuvo de contagiar a los alumnos su pasión por la lectura y, en este caso, la escritura del artículo de opinión.






domingo, 12 de marzo de 2017

VII SEMANA LITERARIA - MÓNICA ROUANET

“El toro por los cuernos”

         Esta frase es la que pronuncia de vez en cuando María González, la protagonista de la novela Donde las calles no tienen nombre, con la que Mónica Rouanet llegó hasta nuestro centro para clausurar esta séptima edición de la semana literaria. Y eso fue lo que hizo ella, coger al auditorio por las solapas y regalarnos un encuentro tan interesante como afable que se inició con las palabras de la directora Inés Iglesias y la profesora Eugenia Pérez, para despedir esta edición.

De inmediato Mónica Rouanet habló a los alumnos de 1º de Bachillerato de las interioridades de su novela, de cómo planteó la creación de los personajes y la independencia de la protagonista, que busca huir de una madre castrante, doña Pilar, un personaje que, precisamente por sus tintes malévolos, despertó cierta atracción entre los lectores.

Mónica defiende, como ha hecho siempre, la necesidad de contar historias, por eso confesó que va por la calle mirando hacia arriba, a las ventanas de las casas, porque tras cada vidrio se esconde una vida, o un posible protagonista literario; en el caso de esta novela, miró hacia las ventanas del adinerado barrio madrileño del barrio de Salamanca, y así decidió hablar de las miserias y los secretos de una familia de las llamadas “triunfadoras”.

Hablando de familias, ella reconocía ser una autora que les presta mucha atención, precisamente porque no concibe la vida sin la influencia familiar, y también por el trabajo que realiza, con personas en riesgo de exclusión social, con situaciones familiares muy desfavorecidas. Pero no sólo de familias viven sus novelas, ella se empeña en crear personajes con vida propia, apoyándose en el concepto denominado “gestoforma”, que es la manera que tienen los deportistas de mostrar y ejecutar un movimiento corporal, propio y particular y por el que pueden ser fácilmente reconocidos; y eso es lo que ella pretende, que el lector pueda reconocer a sus personajes sin dudar, y que incluso tras la lectura de sus novelas, esos personajes nos sigan acompañando durante algún tiempo.

A juzgar por las preguntas que se sucedieron en el encuentro, lo ha conseguido, porque numerosos alumnos y profesores la interrogaron acerca de curiosidades de sus criaturas, cuestiones argumentales e incluso de creación literaria. Eso sí, la sesión tuvo un cierre especial para ella, porque tras leerse el epílogo de la novela, la alumna Santa Díaz sorprendió a la autora con la creación de varias páginas en las que continuaba la acción de la novela, jugando con los futuribles literarios para hablar de la vida de María, su protagonista. Un texto que dejó a la autora con la boca abierta e incluso haciéndose preguntas sobre qué les habría ocurrido al resto de los personajes tras cerrar las páginas de Donde las calles no tienen nombre.


No podíamos pensar en una clausura mejor, y ya estamos aguardando la aparición de la tercera novela de Mónica Rouanet, que promete seguir cautivándonos con sus personajes y sus historias.









jueves, 9 de marzo de 2017

VII SEMANA LITERARIA - LUIS LEANTE

“Todos somos materia literaria, bien como modelos para otros escritores, bien como contadores de historias”
 
         Seis años después de aquella primera edición de la semana literaria, Luis Leante regresaba a nuestro centro, cerrando así el círculo, y esta vez fue presentado por la profesora Gracia Martínez, nacida, como él, en Caravaca, amiga y cómplice del autor que, emocionada, recordó la infancia de ambos y las vivencias que durante esa época compartieron.

Gracia habló del joven Luis, del profesor de Latín y del escritor, homenajeando al autor tanto como a la persona, señalando que la literatura ha formado parte de la vida de ambos, y además contó con la ayuda de algunos alumnos, que expusieron con brillantez tanto el argumento como los personajes de la saga del detective Justino Lumbreras.

Una vez que Luis tomó la palabra, comenzó hablando de la importancia de los orígenes a la hora de convertir el mundo en el que vivía en un mundo literario, por eso siempre muestra tanto respeto por la memoria y la infancia, porque de ahí surgirían luego las historias que se convierten en argumentos literarios. Y remarcó a todos los alumnos la importancia de la etapa que están viviendo ahora, porque será ella quien les suministre luego las razones de su existencia y su futuro.

El autor reconoció también que utiliza la literatura para curar heridas, y de una de esas heridas surgió la saga de Justino Lumbreras, en el que Luis volcó algunas de las dificultades profesionales por las que atravesó en ciertos momentos de su vida. Pero eso sí, lo hizo sin olvidarse del humor, porque el humor es salvador, de ahí que en las novelas de este peculiar detective tengan ese constante toque humorístico.


El gran Caruso, continuó, recoge dos de sus grandes pasiones, por un lado la de contar historias y por otro el amor por los teatros, por las salas en las que se representaban otras historias, y a las que homenajea sobradamente en la novela. Sobre la trama, pero también sobre sus costumbres a la hora de escribir, versaron las primeras preguntas que recibió, y que fue respondiendo durante casi treinta minutos en los que hubo tiempo para regalar recomendaciones lectoras a los alumnos, consejos para jóvenes escritores e incluso para desear, dado el día que era, que las conductas sexistas desaparezcan de una vez por todas de nuestra existencia.


 
 



martes, 7 de marzo de 2017

VII SEMANA LITERARIA - MARIANO MARTÍNEZ

“Salchichón, desensalchichonízate”

         Con este divertido trabalenguas daba comienzo el actor Mariano Martínez a la segunda jornada de nuestra semana literaria, demostrando a los alumnos de 2º de ESO que con los versos también se puede jugar. Previamente, y caracterizado como un trovador renacentista, recibió a todos los asistentes uno por uno, con la correspondiente genuflexión, tal y como mandan los cánones del decoro.

Eso, sí, antes de iniciar su recital, fue presentado por el profesor Jesús Villalobos, que habló de la importancia de la poesía en estas jornadas, tal y como demuestran los autores participantes y el hecho de que los alumnos hayan leído una antología de textos poéticos elaborada por los propios profesores de Lengua del centro. Jesús dio a conocer la trayectoria de este actor, afincado en Elche, y que ha tenido la oportunidad de actuar por media España e incluso allende los mares, con sus monólogos y adaptaciones de obras clásicas.

Mariano Martínez logró, con trabalenguas como el del salchichón y otros romances poéticos, conectar de inmediato con los alumnos, demostrando así que la unión de la poesía, el teatro y el humor es una combinación prácticamente infalible, y por si fuera poco, le ponía la guinda de la música, con intervenciones de coros que homenajeaban a los poetas recogidos en la antología.

Pero el juego poético fue un punto más allá, porque los alumnos pudieron participar eligiendo unas cajas preparadas por el autor, en cuyo interior aguardaban unos versos o el título de un poema, y quiso el azar que el primero de ellos correspondiera al poema Llámame, de Jesús Villalobos, quien realizó la lectura del mismo rivalizando en calidad declamatoria con el propio actor.


Continuando con ese juego, el trovador recordó figuras tan emblemáticas como las de Rafael Alberti, Antonio Machado, Federico García Lorca o Miguel Hernández, y animó a los alumnos a que subieran al escenario para leer los poemas elegidos. El acto se completó con otros versos de Rafael Morales, Carmen Conde, Felipe Benítez Reyes, Roger Wolfe o Luis Cernuda, y el propio Martínez puso el cierre con un poema de Jaime Gil de Biedma dedicado a los alumnos, en los que el poeta se lamentaba de la fugacidad de la juventud. Una mañana repleta de sensibilidad poética y musical que no se olvidará con facilidad.






lunes, 6 de marzo de 2017

VII SEMANA LITERARIA - FRAN FERNÁNDEZ

“Todos tenemos canciones dentro, la aventura de la vida consiste en hacerlas salir.”

         Así de profundo y sentido se nos presentó el cantante Fran Fernández, llegado desde Madrid, con una escala en Alicante y dos conciertos muy recientes a sus espaldas. Con esos versos llegó también a esta primera sesión el autor del poemario El arte de tocarte, que tanta expectación despertó entre los alumnos de 4º de ESO tras su lectura.

         Fran unió en una sola velada música y poesía, o lo que es lo mismo, el sentimiento puro, porque para él eso es la poesía, un ente vivo como el agua, y aquél a quien no le gusta será porque aún no tiene la suficiente sed. Pudimos hacerle algunas preguntas acerca del tema elegido para este poemario, que ha sido su primera obra literaria, y defendió la elección del amor y la intimidad porque son, posiblemente, los dos motores más potentes que mueven la existencia humana.

         También nos habló de lo importante que es para él poner toda la pasión posible en su trabajo, para él y para todos, e invitó a los alumnos a que, hagan lo que hagan en la vida, se empleen siempre con mucha pasión, porque sólo así estarán más cerca de conseguir sus sueños, tal y como hizo él, que de pronto pasó “de la balsa de estudiar al barco de la música”, un barco que no ha abandonado aún y que le está proporcionando agradables travesías, tanto por España como por Hispanoamérica.

         La explosión llegó justo cuando los alumnos empezaron a levantar un bosque de manos, seguido de las preguntas correspondientes: a quién van dedicados los versos, si son reales, cuántas mujeres hay en el poemario, por qué se habla de penumbra, luz y oscuridad, cuáles son sus autores favoritos, literarios y musicales, y así hasta casi una treintena de preguntas que él respondió con mucho cariño justo antes de regalarnos tres canciones.


         Por primera vez en siete años, nuestra semana literaria se convirtió en un escenario en el que un hombre (un poeta) y una guitarra, se volvieron el centro del universo por unos minutos, al menos para un puñado de adolescentes y otro puñado de profesores.










VII SEMANA LITERARIA - JULIÁN MONTESINOS

“El profesor es un psiquiatra de la lectura, y en él cada alumno encontrará a un asesor, un amigo, un orientador literario.”

         Con estas palabras se presentó Julián Montesinos en la inauguración de la séptima semana literaria, justo tras las palabras de bienvenida que nos dedicaron nuestra directora, Inés Iglesias, y el concejal de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Cartagena, David Martínez, que empuñó el verbo que mejor debería encajar con la palabra literatura: disfrutar.

         Y eso es lo que hicieron los alumnos de 3º de ESO a partir de ese momento, disfrutar con las palabras de quien se denomina como un profesor –apasionado por su trabajo, eso sí-, que de vez en cuando escribe algún libro. Julián es poeta, y también ha dado clases de protocolo en la universidad, dejó una huella imborrable en la carrera de nuestra profesora Eugenia Pérez y ahora centra todo su afán profesional en contagiar el amor por la literatura, por eso es una persona tan especial.

         A medida que Julián hablaba, comenzó a hacer “puenting textual”, es decir, a huir de las notas que se había preparado para la ocasión, y se dejó llevar ante un auditorio que le escuchaba con embeleso afirmar que la novela Pintaré un grafiti en tu corazón nació de unas circunstancias vitales y personales demoledoras del autor, que le llevaron a aferrarse a la escritura como a una liana, como si fuera lo único que podría sostenerle en mitad del caos en el que amenazaba con convertirse su vida.

         Por fortuna, todo mejoró, pero de esas experiencias personales él pasó a la literatura, porque todo lo que nos rodea es susceptible de convertirse en materia literaria, lo bueno y lo no tan bueno, acaso sea ésa la virtud, y también la maldición, de todo escritor.

         En ese momento llegaron las preguntas, acerca de los personajes, las relaciones que se dan entre ellos, lo que era real y lo que no, la identificación del autor con algún personaje, las preferencias por alguna de sus propias obras… Preguntas todas para las que Julián tuvo una respuesta paciente, porque no en vano defiende también que lo mejor para ir de un punto a otro no es la línea recta, sin los meandros, porque en las curvas están las sorpresas de las que carece la propia línea recta.


         Tal y como nos prometió, volveremos a tenerle con nosotros cuando haya escrito esa novela juvenil que está brotando con tanta fuerza de su imaginación.







VII SEMANA LITERARIA IES MEDITERRÁNEO



domingo, 5 de marzo de 2017

EL PODER DE LA MÚSICA

MES A MES
Encuentros en la Biblioteca del IES Mediterráneo
Marzo 2017
 
EL PODER DE LA MÚSICA

El pasado 2 de marzo, con motivo del ciclo Mes a Mes, organizado por nuestra Biblioteca, visitó el centro Francisco José Franco, con objeto de ilustrar a nuestros alumnos acerca del aprendizaje de la música y su posterior interpretación.

Durante dos horas compartió con los alumnos de 2º de ESO su experiencia como aprendiz de músico, y de qué manera compatibilizó esos estudios musicales con los que tenía que realizar, como cualquier alumno. Ahora, a punto de graduarse en saxofón, está consolidado ya como músico y participa en la Unión Musical Cartagonova, al igual que forma parte de otros proyectos musicales de índole más individual.

Los alumnos quedaron sorprendidos al saber cómo la música puede convertirse en algo terapéutico que ayude a resolver dificultades, o cómo una pieza barroca de Bach puede ser utilizada en la banda sonora de una película, con lo cual se demuestra la intemporalidad de las buenas composiciones.
 

Como no podía ser de otra manera, Francisco José Franco nos deleitó con algunas interpretaciones, tanto de sonatas de Bach como de piezas en las que se fusionaban el saxo y el rock’n roll, así como alguna otra en la que él se arriesgaba a interpretar flamenco con un instrumento que en su esencia siempre ha estado más cercano al jazz que a este género netamente español. Esa pieza fue la que más asombrados dejó a los alumnos, ante la posibilidad de fusionar ambos elementos gracias a la música.