sábado, 29 de abril de 2017

LA TABERNA LITERARIA

“TABERNA LITERARIA” EN EL IES MEDITERRÁNEO
    Con motivo de la celebración del Día del Libro, el pasado 24 de abril la Biblioteca del IES Mediterráneo se transformó, durante las seis horas de la jornada docente, en una “Taberna literaria”, con sus mesas y manteles, sus comensales hambrientos y unos suculentos menús elaborados por el Equipo de la Biblioteca: Clásicos juveniles, Literatura Contemporánea Infantil y Juvenil, Viajes, Francés, Inglés, Menú Clásico, de Novela negra, de Ciencia Ficción, Novela y cine, e incluso un Menú Hispanoamericano.
            Cada uno de estos menús contaba con varias propuestas de lectura, es decir, sugerencias de diferentes obras repartidas como entrantes, primeros y segundos platos, postres y recomendaciones para llevar. Todos ellos les fueron ofrecidos a los alumnos por  varias taberneras y un tabernero, quienes “servían” las lecturas a los alumnos una vez que estos comensales lectores habían realizado su elección.
            Tras la variada oferta, los jóvenes lectores de los distintos grupos de 1º a 4º de ESO elegían y hacían su reserva, previo pago de una palabra poco utilizada, que ellos habían adoptado y que se escribía en un post-it para colocarla después en un mural titulado “Te doy  mi palabra”, en un intento de familiarizar a los alumnos con el uso del lenguaje, incluso a veces con vocablos que ahora están en desuso.
            Aquellos alumnos que no encontraban ningún plato de su gusto también dejaron un vocablo en el mural como propina por la simpatía de la que hizo gala el personal de esta peculiar taberna, que lució unos mandiles especiales para la ocasión con el nombre del establecimiento, un personal que diligentemente y sin perder la sonrisa fue tomando nota de las numerosas peticiones.
            Finalizada cada sesión, y dado que los comensales sólo podían haber disfrutado de un primer acercamiento a cada plato literario, ellos mismos formalizaron una nueva reserva para el préstamo oficial del libro correspondiente, que se llevó a cabo durante la semana, en el horario de funcionamiento habitual de la Biblioteca.
            Como complemento a los menús, algunas de las sillas que ocuparon los visitantes de la taberna eran especiales, ya que llevaban en su parte trasera una imagen de la portada de algún libro y una cita del mismo, que los agraciados fueron leyendo y a cambio de esa lectura obtuvieron un librito en inglés como snack.
            Una jornada muy movidita, con la taberna hasta los topes y con muchos libros, caras felices, y una “caja” muy llena de palabras, todo para demostrar a los alumnos que la lectura también puede ser algo divertido.
 Eugenia Pérez Zarauz (“Tabernera Mayor”)













No hay comentarios:

Publicar un comentario